#3JHUCI: Fabricando emociones 5/5 (9)

Corría un febril sábado noche de Septiembre tras un TEDxValladolid. Un grupo de intrépidos compañeros que habíamos asistido a un taller impartido por Gabi Heras titulado “Re-imaginemos la experiencia de la muerte” y a las charlas TED de ese día quedamos para cenar. Tras una agradable tertulia alrededor de la mesa nos despedimos, y Gabi Heras me habló de la posibilidad de participar en las próximas Jornadas de Humanización de la Sanidad impulsadas por el equipo del Proyecto HUCIAcepté de buena gana y quedamos en concretar más adelante.

Dicho y hecho. En Febrero de 2017 recibo el siguiente mail:

“Estimado compañer@ y amig@:

En nombre del Comité Científico y Organizador de las #3JHUCI: Juntos humanizamos la sanidad, tengo el privilegio de invitarte a participar como ponente en nuestras jornadas, que se van a realizar en la Escuela Andaluza de Salud Pública los días 18 y 19 de Mayo en Granada”.

¡Qué ilusión!, pensé.  Me tocaba hablar en un módulo titulado “Humanizar la Sanidad es cosa de todos” coordinado y moderado por José Manuel Velasco. Compartiría mesa con compañeros de emergencias como José Manuel Salas y Alfredo Serrano, el pediatra Iván Carabaño y con los enfermeros como Alejandro Lendínez del área de neurorrehabilitación, Ruth Molina y Mercedes Muñoz del área de diálisis y Serafín Fernández cofundador de la Factoría Cuidando y responsable de PiCuida.  Todo un honor poder estar con profesionales y personas que comparten una visión humana de la Medicina tan esencial e intrínseca.

Entre la invitación formal y la puesta en escena corrieron multitud de mensajes entre nosotros: e-mails, tuits, menciones en facebook e incluso un sano grupo de Whatsapp. Todo para estar conectados y remar en la misma dirección humanizadora. A muchos les conocía virtualmente y a otros personalmente.  La #3JHUCI en Granada prometía…

 

Burgos y Granada distan 658 km y la combinación de transporte público no resulta precisamente sencilla. Pero incluso este extremo se pudo solventar gracias a otro ponente, Roi Arias que trabaja en Burgos y podíamos compartir viaje. El viaje resultó francamente ameno gracias a que Roi es un buen conversador y su “tema” acerca del ruido y los ambientes sonoros de los entornos, incluido el hospitalario, me parecía francamente curioso e inspirador.

Llegamos a Granada y un comité de bienvenida en la ciudad nos puso las cosas muy fáciles, haciéndonos sentir como en casa. Pude saludar y hablar con otros ponentes de las jornadas, algunos de ellos se “desvirtualizaron” en aquel preciso instante y tuve también la oportunidad de conocer a otras muchas grandes personas.

Al día siguiente se iniciaron unas intensas jornadas.  Como aperitivo a ellas se convocaron diferentes talleres opcionalesEscogí el video fórum de “Sillas vacías” porque la muerte, el duelo y las voluntades anticipadas son temas de sumo interés para mí. También porque aunque había visto el documental anteriormente quería escuchar los comentarios de los tertulianos y conocer de primera mano a su autor y guionista, Iñaki Peña.

Tras finalizar los diferentes talleres sincrónicos, hubo una bellísima introducción poética de la mano de la poeta italo-argentina-española Marisa Martínez Pérsico que se encontraba en Granada con motivo del Festival Internacional de Poesía de Granada. 

La conferencia inaugural fue a dúo, resultando tremendamente divertida, amena, inspiradora y compenetrada entre Joan Carles Marchdirector de la Escuela de Salud Pública de Andalucía y José Luis Bimbeladonde pensamientos e ideas fluían de forma natural.

Bajo mi punto de vista, el plato fuerte de las jornadas fue el módulo de la experiencia del paciente en la UCI, moderado por Mª Ángeles Prieto donde contamos con cuatro testimonios de tres pacientes y un familiar cuyos relatos en primera persona sobrecogieron a todo el auditorio y resultaba imposible no emocionarse a lágrima viva.  Todos ellos eran duros y aleccionadores, pues te trasladaban a un escenario real de los cuidados críticos con todas sus dificultades, sensaciones e incertidumbres. El relato de Esther Peinado, madre de Héctor fue extremadamente conmovedor. Héctor, afecto de una enfermedad congénita muy infrecuente estaba obligado a múltiples y reiterados ingresos en una UCI pediátrica. Esther nos contaba su odisea particular hasta conseguir que las puertas de la UCI pediátrica se abrieran para todos los niños. Ella tan sólo clamaba Humanidad, un bien al parecer extraño y paradójicamente oculto por absurdas normas que no benefician al principal actor de esta realidad.

Tantas emociones merecieron su descanso. Llegó el turno de hablar junto con mis compañeros de Humanizar la Sanidad. Fue una mesa dinámica con intervenciones cortas y debate conjunto posterior. Me congratulé al comprobar los esfuerzos de todos por hacer nuestro entorno más humano y enriquecedor, poniéndonos en la piel del paciente en nuestras respectivas áreas de especialización. Una servidora trató de ejemplificar cómo llegó, a través de una historia personal, a humanizar la oncología a través de este blog.

Meritxell Naranjo ex-paciente de UCI, fue la encargada de amenizar luego con su guitarra y sus canciones la tarde con letras sueltas que invitaban a pensar y profundizar en las sensaciones que habían  inundado la sala.

Al día siguiente 19 de Mayo comenzó una interesante mesa sobre el control del ruido y música en los hospitales. Aquí inició su charla el anteriormente citado Roi Arias a través de su particular visión del concepto ruido y el paisaje sonoro de las UCIs. Posteriormente intervino Juan García de Cubas para hablarnos de la iniciativa Música en vena y sus estudios científicos para comprobar el efecto terapéutico de la música en los pacientes. Por último intervino Patxi del Campo musicoterapeuta del Instituto de Música, Arte y Proceso de Vitoria que nos dejó boquiabiertos con ejemplos visionados en pequeños acerca de los diálogos musicales que mantienen con los pacientes para mejorarles de diferentes dolencias.

Seguidamente se presentaron varias y magníficas comunicaciones orales sobre humanización sanitaria que nos hicieron creer todavía más en esta #benditalocura, tras las cuales se abrieron dos interesantes mesas: “Rompiendo las puertas de la UCI” y “Compasión en la H-UCI”. En ellas se habló de la necesaria consulta externa sobre el síndrome post-cuidados intensivos de la mano de José Manuel Añón, de los “Paseos que curan” por el inigualable José Carlos Igeño, la experiencia del paciente de UCI con Javier Martínez de Sarria y Meritxell Naranjo, el cultivo de la compasión como #humantool imprescindible con el experto psicólogo chileno Gonzalo Brito, la compasión enfermera de Elena Lorente o la UCI desde una mirada compasiva por el oncólogo y experto en cuidados paliativos Enric Benito.

Además de todo esto hubieron exposiciones de diferentes pósters presentados para las jornadas, carteles de los diferentes “Death Café” celebrados en España y la exposición fotográfica “Límites” de Leticia Ruiz. Como colofón a toda esta marea contagiosa de humanización también hubo entrega de los primeros Premios “Pablo Ráez” a las mejores comunicaciones para la Humanización de la Sanidad.

Fue todo un lujo poder asistir y participar junto a gente tan entregada en cuerpo y alma en el cuidado y atención humana de los pacientes. Se palpaba algo especial difícil de describir con palabras, una verdadera “Fábrica de emociones”. Agradezco de corazón que todo el equipo que integra el proyecto H-UCI quisiera contar conmigo. Soy incapaz de olvidar tantos detalles de buena gente.

Las emociones allí vividas me recordaron la experiencia personal en la primera edición a finales de 2015 de un pequeño proyecto llamado “Rose Project” que tuvo lugar en el Balneario de Lanjarón, también en la provincia de Granada y que queda reflejada en este video.

Por favor, valora el artículo

5 opiniones en “#3JHUCI: Fabricando emociones”

  1. Ojala que estas bellas tapizadas de tantas experiencias constructoras….sean parte de todas las UCIs del Mundo….y asi dentro de.poco : TODAS SEAN HUCIs….ya que.las emociones no tienen idioma y el miedo y la soledad no hacen distinciones en el Box..

    1. Gracias Arturo por tu bonito comentario. No sólo debe haber H-UCIs, toda la Sanidad debe seguir ese paso evolutivo hacia la revolución de la emoción. Un abrazo muy fuerte desde España.

  2. Gracias por Humanizar un entorno que nos toca a todos de una u otra manera. Los que hemos tenido la gran suerte de encontrarnos con personas que siguen esta maravillosa perspectiva de la Vida en un momento duro de nuestra Vida os damos unas Gracias infinitas. Continuad con ello. Enhorabuena!!!!! 💙💙💙💙💙💙

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *