Los colores de los amigos y el adiós a 2014

Encontré entre fotos antiguas, este documento histórico en forma de curiosa felicitación de Navidad y año nuevo hecha por mi en 1972 que seguro despertará más de una sonrisa a los lectores de este blog. Como pueden ver, los rituales navideños y los buenos deseos se repiten año tras año, cambiando el antiguo formato en papel totalmente artesanal y personalizado, enviado por correo postal, por otro formato más moderno y digital en forma de correo electrónico o mensaje por Whatsapp.
El año 2014 toca hoy a su fin. Guardamos la esperanza de que el próximo año sea mejor y nos traiga ansiadas alegrías. Siempre tenemos buenos propósitos en estas fechas, postergándolos al 1 de enero en el mejor de los casos, o quedándose en meros propósitos en el peor. No deberíamos conformarnos con las buenas intenciones, pues se quedan en eso si no pasamos a la acción. Lo mismo ocurre con la queja o el lamento. Cabe cambiar el verbo intentar por el verbo hacer. Se pueden hacer pequeñas cosas, pequeños gestos, pequeños pasos, da igual. Paso a paso se hace el camino, se avanza y se consigue ¿no crees? 
Ver el año que comienza con esperanza e ilusión es importante, pues nos mueve positivamente. Aprovechemos esos buenos deseos para alcanzar esos objetivos soñados en nuestro día a día y dejemos que la vida nos sorprenda con esos detalles que todavía no sabemos sobre lo que queremos conseguir. Para mantener viva esa ilusión hay que valorar los pequeños momentos: esa sonrisa franca de un niño, el abrazo de un amigo, un gesto o un mensaje de cariño. La ilusión también se alimenta del aprendizaje a través de la experiencia, de salir de la rutina, de hacer que la vida tome forma y armonía, de desarrollar la resiliencia o crecimiento ante la adversidad, de centrarnos en personas, de sentirse orgullosos de lo que hemos hecho y de proyectar objetivos que aunque nos resulten difíciles sean alcanzables. 
Quisiera aprovechar la ocasión para felicitar el Año Nuevo a todos mis lectores y poner de relieve los colores de los amigos. Porque los amigos son como los colores, cada uno con su matiz, su peculiaridad o singularidad bien definida. Puedo presumir de tener amigos de color verde esperanza, de azul cielo, otros amarillos como el sol, algunos rojo como el fuego, amigos también de color naranja o violeta. A todos ellos deseo darles las gracias por estar ahí empujándome a dar lo mejor…
Os espero a todos en el próximo año.
Gracias a Rosa, una lectora de este blog que me ha inspirado a través de este bonito video que define muy bien los colores de los amigos.  

¡FELIZ AÑO 2015!

Por favor, valora el artículo

4 respuestas a «Los colores de los amigos y el adiós a 2014»

  1. creo que ya lo envié, pero lo repito porque no lo veo:

    'En donde estés consigue divertirte, divertir a los demás y hacer que los demás se diviertan. Trata de ser dichoso, trata de hacer dichoso a los demás y trata de conseguir que los otros aumenten tu dicha.
    [fin de la cita: Noel Clarasó].

    ..pero..cuidado que como citaba Shakespeare: 'Si todo el año fuera alegre vacación, divertirse resultaría más enojoso que trabajar'.

    Felicidades Virginia.

  2. Gracias Amadeo. No conocía la primera cita, así que me la guardo para mi colección particular. Totalmente de acuerdo con tu inteligente reflexión. Un abrazo grande "mi especial" y Feliz 2015 amigo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.