Diez años sin ti 5/5 (6)

Querido F:

Te escribo en plena canícula, diez años sin ti. Me encantaría decirte que todo está bien aquí abajo y que la felicidad inunda nuestras vidas. Me temo que faltaría a la verdad por un lado y por otro, no resulta fácil exponer aquí emociones difíciles de gestionar.

Caigo en la cuenta con los años que la felicidad no es recoger sólo momentos bonitos, sino que es entender y acoger la complejidad y los claroscuros de la vida. Solo así seremos capaces de reconciliarnos con esta aventura que supone seguir, paso a paso, nuestro particular camino.

Encajar tu pérdida no ha sido una tarea fácil y he tratado de darle un sentido a través de este altavoz. De este modo he confiado en poder ayudar a personas que, como tú en su momento, deseaban respuestas a la empecinada cotidianidad de convivir con un cáncer. En ese camino sigo. Mi deseo está en hacerlo maridando ciencia y conciencia. Siento decir que esta última anda un poco coja en estos convulsos tiempos.

He de decirte que en estos diez años los tratamientos oncológicos han mejorado en todas las disciplinas. Hay avances que han transformado la historia natural de esta enfermedad y nos llenan el camino de esperanza. Al mismo tiempo hay enormes desafíos que desentrañar y éstos nos impulsan a seguir trabajando.

Diez años sin ti. Puedes imaginar la cantidad de historias que los que estamos aquí abajo podríamos contarte. Algunas de ellas serían dolorosas, otras divertidas o épicas y también las habría difíciles de creer. Sería maravilloso podértelas contar en persona y empaparme de esas emociones compartidas. Por suerte nuestra mente humana nos permite adentrarnos en esa fantasía, sonreír y recordarte. Por lo pronto, te deseo lo mejor allá donde estés y que nos envíes toda esa fuerza que tu memoria nos da.

 

 

 

Por favor, valora el artículo

2 respuestas a «Diez años sin ti»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Haz clic SI ACCEDES a que trate los datos que libremente me envías con tu comentario (nombre, email, IP y los relativos a la salud) según recojo en mi Política de privacidad. Solo los utilizaré para responderte y los conservaré hasta que tú quieras que los elimine o cierre esta web. Tu información quedará registrada en los servidores de Raiola Networks que están situados en la UE.  La responsable del tratamiento de tus datos soy yo misma y puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o eliminación de tu información escribiendo a radioncologa (arroba) gmail.com. Para reducir el SPAM recurro a los servicios de Akismet. Aquí tienes más información sobre su política de privacidad

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.