¿Qué hace el personal auxiliar en Radioterapia? 4.75/5 (4)

Vamos a explicar en esta entrada qué hace el personal auxiliar en Radioterapia. He hablado en anteriores entradas de este blog del papel de otros profesionales y su importancia en la aplicación de nuestros tratamientos a los pacientes: los técnicos de radioterapia, los radiofísicos y la enfermería.

Existen además otros muchos actores en nuestro escenario cotidiano que son igualmente importantes y hacen que nuestra labor sea más llevadera. En este equipo hay varios profesionales y espero no dejarme a ninguno en el tintero:

Los celadores:
Son los encargados de acompañar a los pacientes y ayudan a movilizar especialmente a aquellos que por el motivo que sea no son válidos o tienen alguna dificultad para moverse con soltura. Realizan además otras tareas como llevar las muestras de sangre u otros al laboratorio, revisar el correo ordinario, etc.

Las auxiliares de enfermería:
Se encargan habitualmente de reponer el material que se precise, revisan que las consultas estén en orden y colaboran con la enfermera en el cuidado del paciente

El personal auxiliar administrativo:
Realizan tareas burocráticas y administrativas: realización de informes, canalización de algunas pruebas o tratamientos no disponibles en nuestro centro, colaboración en la realización de estadísticas del servicio, atención telefónica, etc.

Las limpiadoras:
Este suele ser un personal poco valorado, pero imprescindible en un Hospital, pues mantienen limpios y aseados nuestros puesto de trabajo, los pasillos, vacían las papeleras, mantienen impolutos los baños, etc

El personal de mantenimiento:
Desde una bombilla que no enciende ,arreglarte un cajón que no cierra, colocar una estantería, una toma de vacío o de oxígeno que no funciona. Siempre necesitamos a un “manitas” o a alguien capaz de “arreglar las cosas”.

El personal de informática:
La historia clínica en papel ha desaparecido. Ahora tenemos la historia clínica digital. ¿Qué hacer si se nos “cuelga” el sistema, no podemos ver en pantalla las pruebas complementarias o si nos falla repetidamente el ordenador? Pues llamar al informático. Otro actor que se convierte en muchas ocasiones en un imprescindible.

Los técnicos o los ingenieros de las unidades de tratamiento y simulación
Las sofisticadas unidades de tratamiento como los aceleradores lineales de electrones precisan de personal técnico (habitualmente ingenieros) altamente cualificados para que procedan a las revisiones oportunas . de igual modo que hacemos con nuestros vehículos. Ellos nos pueden solucionar la papeleta cuando “la máquina” deje de funcionar ya sea por una causa mecánica, eléctrica, de software o de hardware. Tener un buen Servicio técnico es muy importante para que haya el menor número de interrupciones de los tratamientos.

Los técnicos de transporte sanitario
Son conocidos popularmente como los “ambulancieros”. La radioterapia se administra habitualmente de forma ambulatoria. Muchos pacientes viven el pueblos perdidos con poco o ningún transporte público y malas comunicaciones. Las ambulancias colectivas ofrecen un servicio al paciente que le permite acudir a tiempo a las sesiones de radioterapia para luego volver a casa. A veces recorren muchos kilómetros, conducen en condiciones climatológicas muy adversas y se juegan la vida en la carretera. Tienen que coordinar el transporte de muchas personas y ello aunque cause las lógicas molestias hay que ponerlo en valor.

Los guardas de seguridad:
Son los que vigilan y guardan por nuestra seguridad. Los Hospitales no son inmunes a los “cacos” y tampoco por desgracia a la presencia de algún personaje violento. Son los “polis buenos” de esta película, aunque a veces les toque por diferentes razones de hacer de “polis malos”. Espero no encontrarme nunca en la tesitura de tener que llamarles por temer por mi integridad física. Me consta que algún compañero sí ha necesitado de ellos y debe ser una situación angustiosa y desagradable que precisa ser manejada rapidez y mano izquierda.

Para que conste en acta para que el equipo funcione hace falta toda la “tribu”. Gracias.
Les dejo con un ameno y sorprendente flashmob del Hospital Hadassah en Jerusalem

Por favor, valora el artículo

¿Qué hace una enfermera en Radioterapia? 5/5 (3)

La figura de la Enfermera en el ámbito sanitario es una de las más populares y conocidas, pero su papel en un Servicio de Oncología Radioterápica no lo es tanto. La enfermera de Radioterapia tiene una función básica en los cuidados del paciente, pero la excesiva burocratización (incluso hospitalaria) de las funciones sanitarias, así como la informatización de muchos procesos las ha dejado un poco alejadas de su esencia y es menester que eso cambie o bien ellas se adapten a las nuevas realidades, por el bien del paciente. Bajo mi punto de vista la enfermería en Oncología Radioterápica posee varias funciones, algunas con gran perspectiva de futuro:

  • Acogida del enfermo: 

En la primera visita médica o antes de ella, la enfermera puede jugar un papel tranquilizador ya que en muchas ocasiones el paciente no sabe por qué le han remitido a nuestro Servicio y ello conlleva cierta incertidumbre, miedo y amenaza que en consecuencia le produce un cierto desasosiego y ansiedad. En esta primera toma de contacto la enfermera debe explorar tanto el estado general como el estado de ánimo del paciente.

  • Proceso de Simulación:

Ya hemos explicado el proceso previo al tratamiento con radiaciones ionizantes conocido como simulación. Aquí se precisa de una enfermera para explicar este proceso al paciente, recordar conceptos previamente comentados y administrar contrastes si fuera necesario.

  • Salud mental:

Ante una enfermedad, en muchas ocasiones (desafortunadamente), tan estigmatizada como el cáncer, es fácil que haya pacientes que se encuentren en las diferentes fases descritas tras el impacto diagnóstico: negación, ira, tristeza y aceptación. El proceso mental al que se somete al paciente es complejo y cada paciente tiene sus “tempos”. La enfermería debe pues tener conocimientos en salud mental para manejar las diferentes situaciones en las que el paciente puede encontrarse, para así poder acompañarle y apoyarle de una manera eficaz durante el tratamiento y el seguimiento posterior. En algunos casos podrá consultar con el médico la conveniencia o no de derivarlo a un Psiconcólogo o incluso al Servicio de Psiquiatría.

  • Cuidados básicos y específicos:

Es frecuente, como ya hemos comentado en otros “posts” que durante o tras el tratamiento surjan efectos secundarios derivados del tratamiento con radiaciones, citostáticos o incluso de la cirugía previa. Hemos de pensar también que muchos pacientes además presentan otras enfermedades de base: diabetes, hipertensión, obesidad, EPOC, etc Así pues, por poner un ejemplo, la enfermera vigilará entre otros los efectos de la radioterapia sobre la piel ofreciéndole al paciente consejos básicos y de autocuidado. En algunos casos deberá proceder a curas. La enfermera siempre explicará, en función de la región anatómica a tratar los cuidados que debe aplicar de una forma individualizada

  • Valoración nutricional:

Antes, durante y después del tratamiento el paciente puede padecer cambios en su estado nutricional que deben atenderse también de una forma individualizada. La enfermería establece así un control del peso del paciente con recomendaciones dietéticas adaptadas a cada caso y a cada síntoma. El médico valorará la necesidad de otras intervenciones o incluso el ingreso hospitalario para que este aspecto se encuentre asegurado. La comunicación fluida y el trabajo multidisciplinar conjunta con los Servicios de Endocrinología y Nutrición son también necesarios en muchos de los casos.

  • Atención al paciente ingresado:

La mayoría de los pacientes que acuden a radioterapia lo hacen por su propio pie y de forma ambulatoria, pero en algunos casos el paciente debe ingresarse en nuestra Unidad. Hay también algunos tratamientos de braquiterapia que se hacen en régimen de ingreso o semi-ingreso hospitalario. Aquí el trabajo de la enfermera es crucial como deben de suponer, pues suele ser un paciente que precisa muchos cuidados, está polimedicado y no está exento de padecer complicaciones que a veces pueden llegar a ser graves. No es raro que pacientes ingresados presenten síntomas refractarios como el dolor, la angustia extrema o la disnea (dificultad respiratoria) que difícilmente pueden controlarse de forma domiciliaria. La enfermería tiene en ocasiones también que atender a pacientes en el final de sus días lo que requiere de un  conocimiento en cuidados paliativos.

  • Control y cuidados post-tratamiento:

Aquí la enfermería puede servir de refuerzo para continuar con conductas y hábitos saludables que sin duda van a redundar en una mejora en la calidad de vida de los pacientes supervivientes. La atención por parte de enfermería de las posibles secuelas es otro campo por explorar y trabajar.

Les dejo con un video sobre el trabajo que las enfermeras de Oncología Radioterápica realizan.

NOTA: Al hablar de enfermeras no me olvido en absoluto de las figuras masculinas que en esta profesión también existen y además la ejercen con gran profesionalidad. El género femenino lo aplico simplemente porque suele estar en mayoría formado por mujeres.

 

Por favor, valora el artículo

¿Qué es un Radiofísico y cuál es su papel en Radioterapia? 5/5 (3)

El Radiofísico Hospitalario es uno de los licenciados especialistas no médicos con los que hemos de trabajar codo con codo a diario y que, gracias a sus inestimables conocimientos en Fisica, podemos aplicar las radiaciones a la Medicina de una manera segura y eficaz. Son otro de esos actores “mudos” de nuestra especialidad. El gran público y sobretodo los pacientes, desconocen su existencia y su papel en el complejo entramado de la Oncología Radioterápica. Su papel histórico se forjó en la dosimetría clínica en Radioterapia, es decir, se encargaban básicamente de calcular las dosis de radiación que cada paciente debía recibir, previamente prescrito por el Radioncólogo.

La especialidad sanitaria de Radiofísica Hospitalaria fue creada por Real Decreto 220/1997 de 14 de Febrero. Este Real Decreto supuso el reconocimiento de una profesión que viene desarrollándose en España desde los años sesenta. Tras la antigua licenciatura o el actual grado en Física deben realizar un examen tipo MIR: el RFIR, que les guiará hacia un programa docente al igual que al médico residente, y que es de tres años.

El especialista en Radiofísica Hospitalaria tiene a su cargo la dosimetría de pacientes de Radioterapia, la dosimetría y control de calidad de unidades de tratamiento y fuentes de Radioterapia, el control de calidad en Diagnóstico por Imagen (Radiodiagnóstico y Medicina Nuclear), el control de dosis de pacientes sometidos a pruebas diagnósticas con radiaciones ionizantes y la Protección Radiológica en general dentro del ámbito hospitalario.

El Radiofísico realiza en Radioterapia tareas muy ligadas al tratamiento de los pacientes oncológicos. El cálculo de tiempos de tratamiento, el diseño de las técnicas de tratamiento, la determinación de la distribución de la energía impartida en el interior del paciente están bajo su responsabilidad. Debido a ello hay una implicación notable en la calidad y el éxito del tratamiento. Estas determinaciones de la dosis se basan en un conocimiento muy detallado de las características de la radiación que se utilizan, que se obtienen de un trabajo experimental importante sobre los equipos (principalmente aceleradores, pero también equipos de cobalto-60) y sobre las fuentes radiactivas (cesio-137, iridio-192, yodo-125 en diversas formas). Estas características deben además ser sometidas a verificaciones constantes para garantizar el estado óptimo de los equipos y fuentes. Todo esto cae bajo la responsabilidad del Radiofísico. Se puede decir que en tanto el oncólogo radioterápico toma la decisión sobre la prescripción del tratamiento, es el radiofísico el que tiene a su cargo la forma de su realización.

En Diagnóstico por Imagen, que incluye Radiodiagnóstico y Medicina Nuclear, se precisa de una verificación de parámetros físicos que afectan a la calidad de la imagen; con esta finalidad la labor del Radiofísico está relacionada con el control de calidad de todo el equipamiento y análisis de la calidad técnica de imágenes, de los datos numéricos y de las exploraciones.

El Radiofísico es también el responsable de la Protección Radiológica en el hospital, tanto de público como de personal, y se ocupa de estimar y, en la medida de lo posible reducir, la dosis de radiación que se imparte a la población como consecuencia de pruebas diagnósticas. Esto implica el diseño de los blindajes estructurales de las salas donde se instalan equipos emisores de radiación, la gestión de residuos radiactivos y el control de su evacuación, la medida de dosis en diferentes lugares y bajo distintas circunstancias, el control de las dosis personales de los profesionales expuestos y la estimación mediante medidas sobre los propios pacientes, de la dosis asociada a los diferentes procedimientos diagnósticos y de terapia metabólica.

El hospital es un medio interesante para un físico: hay como hemos visto una serie de cometidos para los que se le necesita, hay muchos otros donde puede desarrollar líneas propias de investigación y, en todos ellos, tiene la oportunidad de trabajar con profesionales de formación muy diferente a la suya. Por otro lado, el trabajo del Radiofísico tiene justificación inmediata en la calidad de la atención a los pacientes, dentro del ámbito de su competencia.

El mundo de la Física resulta muy complicado para el común de los mortales. Nosotros los radioncólogos estamos ya familiarizados con esta disciplina y su aplicación en la clínica a través de la Radiobiología. Puedo decir que cuento en mi haber profesional con magníficos Radiofísicos, sin los cuales ejercer nuestra profesión sería casi imposible. He aprendido mucho de ellos. Con la avanzada tecnología actual se han convertido en verdaderos “escultores” de la radiación. Algunos de ellos son grandes amigos y compañeros. Debatimos mucho entre su visión físico-matemática y la nuestra más biológica y a veces impredecible sobre cuestiones de materia clínica. De ese debate o visión dual siempre se sale enriquecido. Desde aquí quiero también darles las GRACIAS por su trabajo y ponerlo en reconocimiento.

Para finalizar y acercar un poco la Física al gran público me permito “colgar” este didáctico video sobre Física Cuántica donde podremos entender un poco la dualidad onda-partícula que tanto utilizamos en nuestra práctica clínica habitual

Sonia Fernández-Vidal es una Física Teórica especialista en Óptica Cuántica que ha conseguido de forma didáctica acercarnos a los conceptos básicos de la Física Cuántica. Consigue hacerla asequible y digerible a niños y mayores. Les dejo con este video-entrevista. Para que vean que la Física no es tan árida como a simple vista nos pueda parecer.

Por favor, valora el artículo

¿Qué es un Técnico de Radioterapia? 4.75/5 (4)

Uno de los actores más desconocidos del escenario de la Oncología Radioterápica son los Técnicos Superiores de Radioterapia. Son profesionales sanitarios clave para que nuestro trabajo como radioncólogos sea posible. Ellos tienen en sus manos la gran responsabilidad de reproducir con la mayor precisión posible las sesiones de radioterapia prescritas. Ellos son los que tienen un contacto más directo y diario durante el tratamiento, en ocasiones en condiciones de alta presión asistencial que les obliga a trabajar con los cinco sentidos, con soltura y eficacia. Pueden ejercer funciones en el proceso de simulación, con elaboración a veces de sistemas de fijación (máscaras termoplásticas) y también en el proceso de planificación (dosimetría clínica y elaboración de moldes personalizados), así como colaborar con la dosimetría física y calibraciones de los aceleradores lineales en el Servicio de Radiofísica.

Su formación es un grado Superior dentro del área formativa de Formación Profesional, al igual que los técnicos homólogos de otras especialidades como diagnóstico por imagen o radiología, laboratorio, anatomía patológica o medicina nuclear. Su formación es de 2 años de conocimientos teórico-prácticos con conocimientos básicos en Anatomía y Fisiología Humana, Radiobiología, Física Médica, etc

Ellos y ellas realizan un trabajo a pie de máquina, diría yo que de “hormiga trabajadora“, a veces por desgracia poco conocido, poco visibilizado y poco reconocido, pero sin duda tremendamente importante. El éxito del tratamiento con radioterapia, no sólo depende de la correcta prescripción y diseño de los tratamientos por parte de los radioncólogos, sino que precisamos de la ayuda inestimable de los radiofísicos y de los técnicos de radioterapia, así como de otros profesionales sanitarios y no sanitarios. Para que una orquesta suene bien el director necesita buenos músicos y viceversa, trabajando de forma coordinada y armoniosa. A todos ellos MIL GRACIAS por estar ahí.

Les dejo con varios videos en español y en inglés que explican las funciones de estos profesionales

Continuar leyendo “¿Qué es un Técnico de Radioterapia? 4.75/5 (4)

Por favor, valora el artículo