Creer para crear

Creer y crear sólo distan en una letra. Y es así porque su distancia es realmente corta. Creer firmemente en un sueño ayuda a crearlo y convertirlo en una realidad. De eso me di cuenta hace pocos días, concretamente entre los días 13 y 16 de Noviembre de este año. Como ya conté en un post anterior hace cosa de algo más de un año se empezó a gestar una idea, un pequeño sueño llamado Rose Project. La idea era poder llenar esos espacios de necesidades cotidianas que tienen las pacientes con cáncer de mama y que no se responden en la consulta médica o de enfermería.

Son aspectos que les preocupan y soy consciente de que no siempre damos lugar a su respuesta. En el momento diagnóstico las pacientes entran en un estado de deslocalización o de incredulidad que las mantiene en un cierto estado de impacto emocional que les impide pensar más allá. Necesitan apoyo psicológico en muchos casos, alguien que les guíe y apoye en las decisiones rápidas que se han de tomar, entender lo que les está pasando y por qué se administran los tratamientos, los casos hereditarios, la nutrición, el ejercicio físico, la fisioterapia, la psicooncología, la oncoestética, la reconstrucción, los aspectos sociales y laborales, romper con el estigma de un cáncer, reforzar la autoestima a través del coaching, la sexualidad, la fertilidad, etc. Necesitan en una palabra: humanidad.

Rose Project trata de dar esa visión integradora de la enfermedad dando de este modo respuestas a muchas de esas necesidades cotidianas, a través de una experiencia diferente y en el marco idílico de un balneario. Elegimos un balneario porque nos parecía un entorno sosegado y tranquilo, alejado del frío hospital o sus consultas. Algo que les ayude a olvidar y les cargue de energía. Ponemos al servicio de las mujeres muchas herramientas útiles, a modo de ingredientes para que ellas construyan al acabar, la receta que más les convenga y se amolde a sus necesidades. Al salir de allí pueden construir una vida más normalizada o incluso extraordinaria si así lo deciden.

Puedo hablar ya de una idea hecha realidad. La primera edición tuvo lugar en el Balneario de Lanjarón con siete mujeres. Los cuidadores también tienen su espacio en Rose Project. Ellas han confiado en el equipo y creo que no les defraudamos. Han sido 4 días intensos, llenos de experiencias positivas para ellas y para nosotros también. Se van con las maletas llenas de recuerdos intensos y bonitos, de esperanza y de ganas de transmitir lo vivido a otras mujeres para ayudarles en ese mismo camino.

Yo he aprendido mucho también de ellas. Espero no dejar de hacerlo nunca. La implicación en este proyecto ha merecido la pena y me siento orgullosa de que haya empezado a caminar. A partir de ahora sólo toca perfilar y mejorar. Gracias a todos los que han creido en esta aventura y se han montado en el barco a navegar por estas mujeres.

Les dejo con la canción dedicada a estas mujeres, cantada por Jorge Ruiz, vocal de Maldita Nerea: Tú eres la vida

Por favor, valora el artículo

Cuarenta y cuatro formas de hacer feliz a un paciente oncológico. 4.89/5 (18)

Este es un “post” traducido de Elana Miller, una psiquiatra apasionada por la integración de la sabiduría oriental con la medicina occidental para ayudar a las personas a llevar una vida más feliz y más plena. Ella escribe en su blog Zen Psiquiatría. A ella hice referencia en uno de los posts más populares de este blog. (pincha aquí).

Os dejo con las 44 formas de hacer feliz a un enfermo oncológico según su visión como médico y paciente oncológica Continuar leyendo “Cuarenta y cuatro formas de hacer feliz a un paciente oncológico. 4.89/5 (18)

Por favor, valora el artículo

Dieta y Cáncer: Introducción.

Otro de los grandes propósitos cuando llega el nuevo año y tras las fiestas navideñas, siempre celebradas alrededor de comida altamente energética, es ponerse a DIETA.
¿Tan importante es estar en NORMOPESO para el cáncer? La respuesta es SI, pues cada vez existen más evidencias de la relación entre OBESIDAD y CÁNCER, especialmente en los tumores hormonodependientes y que tienen una gran prevalencia: cáncer de mama y útero en la mujer y cáncer de próstata en el varón. También se ha detectado la relación entre un mayor consumo de determinados alimentos y determinados tipos de cáncer, como por ejemplo se ha relacionado un mayor consumo de carnes rojas con el cáncer de colon, o los ahumados y salazones con el cáncer de esófago y estómago.
Parece pues razonable que si seguimos los consabidos hábitos dietéticos saludables y nos mantenemos en normopeso podemos conseguir prevenir un número importante de tumores.
No sólo la alimentación es importante en la PREVENCIÓN del cáncer, lo es durante los TRATAMIENTOS oncológicos y en los pacientes SUPERVIVIENTES al cáncer.
De muchos es sabido que hay determinados tipos de tumores, como en cáncer de pulmón, el cáncer de cabeza y cuello, el cáncer de esófago, estómago y páncreas que pueden inducir a una importante pérdida de peso, llegando incluso a estar en riesgo de desnutrición o a la temida CAQUEXIA. Ello se debe en parte a un mayor consumo energético por parte del propio tumor, unido a una dificultad para alimentarse o para absorber los nutrientes y a los efectos secundarios de los tratamientos: cirugía, quimioterapia y radioterapia. En estos casos se hace necesario intentar no perder más allá de un 10% del peso e intentar mantenerse en un peso razonable, pues la sensación de bienestar es mayor, se toleran mejor los tratamientos, disminuyen el número de complicaciones derivadas de los mismos, aumentando así los índices de curabilidad. Su médico le deberá indicar aquellos consejos dietéticos y/o suplementos necesarios para conseguir el objetivo de no desnutrirse.
No menos importante es la realización de EJERCICIO FÍSICO moderado diario de unos 20 a 30 minutos/día. Cada vez hay más estudios que corroboran que la dieta unida a la actividad física mejora la calidad de vida de los pacientes y ayuda a una más pronta recuperación. Un ejemplo aquí.
Resulta una buena inversión en SALUD y BIENESTAR plantearse mejorar nuestro estilo de vida y adecuarlo a lo que nuestros GENES nos tienen programados, pues el comer en EXCESO, el SEDENTARISMO y el ESTRÉS, no hacen sino incrementar el riesgo de contraer esta y otras muchas enfermedades. 
Aquí un video clarificador de lo que he comentado.
¡FELIZ DIA DE REYES!

Por favor, valora el artículo