Cineterapia oncológica: El Fin es mi Principio (Alemania, Jo Baier 2010)

Cuando en marzo de 2004, Tiziano Terzani, debido a un cáncer terminal, ve acercarse el final de su vida, decide reunirse con su hijo Folco para mantener con él unas valiosas conversaciones sobre la vida que ha llevado.
Aceptando su destino con la serenidad propia del que ha frecuentado las filosofías orientales durante gran parte de su vida, Terzani rememora los hechos que han marcado su existencia y la de los suyos.
Nacido en el seno de una humilde familia florentina en los albores de la Segunda Guerra Mundial, Tiziano Terzani quiere transmitir a su hijo su insaciable curiosidad por el mundo y sus habitantes
Desafiando el destino que le reservaba su origen social, decidió ser periodista y recorrer incansablemente nuestro planeta. Frente a su mirada comprometida desfilaron la mayoría de los hechos determinantes del convulso siglo XX: la guerra fría, la China maoísta, el apartheid surafricano o la guerra de Vietnam son sólo algunos de los acontecimientos que marcaron la trayectoria de este hombre extraordinario.
La película basada en el libro con el mismo título y dirigida de una manera bastante fiel al guión de Folco Terzani por el alemán Jo Baier. Está enmarcada en la bella Toscana italiana con un tempo pausado, una fotografía y una música muy cuidadas que nos ambienta de una forma muy bien llevada hacia los últimos días de Tiziano Terzani encarnado espléndidamente por Bruno Ganz. Este hombre decide explicar a su hijo Folco (interpretado por Elio Germano) en forma de conversaciones grabadas, los pasajes más importantes de su biografía para que posteriormente lo plasme en forma de libro. La película no sólo nos habla de la vida de este hombre, nos habla del sentido de la vida, del amor, del vivir y del morir. Pone sobre la mesa de forma exquisita la necesidad de espiritualidad y de trascendencia que posee el ser humano. 
Me quedo con una frase de Tiziano describiendo así, tras reconocer que ha cumplido su ciclo vital y que no tiene la sensación de haberse perdido nada, cómo él ve con una tremenda curiosidad el momento de la muerte: “Lo que me aguarda quizá sea el acontecimiento más insólito y más interesante que me haya pasado jamás. Por eso la muerte es lo único nuevo que me queda por descubrir”. Así esta película nos lleva a una visión bella, sublime y muy profunda sobre lo que es el morir: un nuevo principio. Esta concepción diferente y ciertamente muy positiva sobre la muerte me parece lo mejor de la película. Una forma de llevar el duelo muy recomendable. Espero que os guste.

Por favor, valora el artículo

Cineterapia oncológica: 50/50 Jonathan Levine EEUU (2011)

Adam Lerner (interpretado por Joseph Gordon-Levitt) es un joven de 27 años que a lo largo de su vida siempre se ha cuidado. No fuma, no bebe, hace deporte, se cuida y además recicla. Un día le sobreviene un fuerte dolor de espalda y decide consultar con su médico. Adam es finalmente diagnosticado de un extraño tipo de cáncer: un neurofibrosarcoma (un schwanoma maligno). Algo desorientado, le comenta lo sucedido del diagnóstico a su amigo Kyle (Seth Rogen), su sincero y bromista mejor amigo, a su novia Rachael (Bryce Dallas Howard), y a su madre Diane (Anjelica Houston), quién también es la encargada de cuidar a su marido Richard, que padece una enfermedad de Alzheimer. Cada uno de ellos tomará la noticia de una forma diferente a la del resto, y todos de alguna manera u otra ayudarán a Adam a afrontar la situación por la que está pasando, incluyendo Katharine (“Katie”) (Anna Kendrick), una guapa, joven y novata psicóloga que fue asignada por el hospital a Adam para contribuir en el proceso terapéutico que debe llevar a cabo.

50/50 no tiene lo dramático y sensacionalista de otras películas que tratan la misma temática, tanto así que logra que se te encoja el corazón en los momentos felices y en los tristes. Logras enamorarte de sus protagonistas y te dibuja una sonrisa en el rostro de principio a fin. Es una divertida comedia dramática: 50% drama y 50% comedia. La película se basa levemente en parte de la vida del guionista de la película Will Reiser que reconoce el efecto terapéutico de haber escrito este guión.

Por favor, valora el artículo

Cineterapia oncológica: Planta 4ª. Antonio Mercero (España 2003)

“Planta 4ª” es una película de Antonio Mercero, datada en 2003 (¡cómo pasa el tiempo, hace ya 10 años de esta película!) que recuerda a la serie de TV “Pulseras Rojas”en muchas de sus escenas pues está extraída de la vida de Albert Espinosa. La diferencia con ésta es que en lugar de narrar la vida de unos adolescentes en un hospital con diferentes dolencias, narra la vida en la planta de Traumatología de un hospital de 4 niños-adolescentes afectados por cáncer, en concreto por la misma enfermedad que padeció Albert: el osteosarcoma.

No esperen ver un peliculón a nivel interpretativo porque no lo es. Hay escenas bastante “surrealistas” o poco creíbles, pero lo verdaderamente importante que creo sí transmite y con esos ojos pretendo que la miren, es sobre la temática del cáncer y todas sus connotaciones. Se reflejan muy bien las distintas fases por las que se enfrenta un paciente oncológico: la negación, la ira, la tristeza o el dolor y la aceptación. También hay una visión muy específica sobre el cáncer infanto-juvenil y todo lo que la enfermedad conlleva a nivel personal y familiar. Y algo que me parece fundamental y del que extraigo mi propia autocrítica: la comunicación de malas noticias por parte de los profesionales (hagan clic aquí los profesionales para aprender cómo debe hacerse correctamente), el profesionalismo en el mundo oncológico, las relaciones interpersonales médico-paciente, entre pacientes, entre pacientes y familiares, etc.y las repercusiones tanto físicas como psicológicas de los tratamientos.

Aunque sólo sea por la vertiente humana y psicológica, merece que esta película sea vista por ustedes.

Por favor, valora el artículo

Cineterapia oncológica: Crazy Sexy Cancer. EEUU, Kris Karr 2007.

Bajo este título tan sugerente y original: Crazy Sexy Cancer (la traducción más o menos vendría a ser Cáncer Loco y Sexy) su autora y protagonista Kris Carr actriz, fotógrafa y directora, nos narra en formato documental y de forma autobiográfica su vivencia desde el diagnóstico hasta su evolución de su raro cáncer: un hemangioendotelioma epiteliode. Se trata de un cáncer vascular muy infrecuente que desarrolló en hígado y pulmones. Todo un diario, un trabajo de búsqueda incansable y un viaje en busca del mejor oncólogo, el mejor tratamiento, entre la medicina alopática y las medicinas alternativas, entre la duda y la esperanza, con una dosis de optimismo que acaba transformándose en algo más que una película de una mujer con cáncer. Es importante decir, para no llevarse a equívoco de que se trata de un cáncer muy raro, de una agresividad intermedia y que habitualmente son pacientes largos supervivientes.
Fue diagnosticada el día de San Valentín del año 2003 y tras encontrarse estable de su enfermedad todos estos años, concluye que el cáncer le ha dado el verdadero sentido a su vida. Lo explica muy bien en su blog  http://kriscarr.com (en inglés):

Bienvenidos a mi Reino digital. Soy Kris Carr, colaboradora del New York Times, activista del bienestar y luchadora contra el cáncer. Y me apasiona … USTED. Este es mi espacio del alma donde comparto mis experiencias y reflexiones, a través de notas de amor y videos sobre las plantas. Apasionada de la vida, la salud, la felicidad, el descaro, la espiritualidad, la compasión y todas las cosas locas y sexys. 
Loc@: Fuera de lo convencional, que cambia el juego, pioner@Sexy: Empoderad@, enter@, viv@, despiert@.
Mi historia de fondo y por qué diablos sé una cosa o dos … En el Día de San Valentín en 2003, me diagnosticaron una etapa muy rara e incurable (aunque afortunadamente de crecimiento lento) de cáncer. Este whisky tango foxtrot del momento (que es la jerga militar) provocó un profundo deseo de dejar de retener y empezar a vivir. ¡Como lo digo, en serio! Quería sentirme mejor, amar más y disfrutar de mi vida más plenamente. Así que salí a la carretera en una peregrinación hacia una curación profunda y nunca miré hacia atrás. Diez años más tarde, mi vida es verdadera, con locura mágica, incluso con el cáncer. Si puedo lograr eso, ¡imagínense lo que puede hacer usted!Lo que aprendí transformó mi vida para siempre. Ahora se puede transformar la tuya. Mi viaje ha provocado una revolución del bienestar global que ha resonado con bienestar, riqueza espiritual y buscando la felicidad. Las Cheerleaders “Babes CanSer” y “La prevención es caliente” han acudido a mis libros y charlas para aprender a verse y sentirse mejor, bajar de peso, reducir el estrés y el sufrimiento, tener más energía y nutrir su espíritu. Incluso Oprah Whinfrey se entusiasmó con la revolución “Crazy Sexy”.Mi llamada de atención me animó a hacer una actualización de mi estilo de vida total por dentro y por fuera. Me enseñó cómo escuchar a mi guía interior brillante, me trajo de vuelta a la naturaleza (mi iglesia), el jardín y la cocina (mis farmacias), y me conectó más profundamente con las personas y animales que ponen el corazón en llamas. Me enteré de una densidad de nutrientes, las plantas, apasionados de las reglas de la dieta. Entendí que la dieta americana estándar destruye (todo), que el estrés chupa (toda la vida-fuerza), el ejercicio no es negociable (grande para tu cabeza, el corazón, las células y tus nalgas), la alegría es absolutamente contagiosa, y la diversión debe ser tomada muy en serio.

He escrito 5 libros e hice una película: Crazy Sexy Cancer que fue premiada. Tal vez una de mis golosinas será la adecuada para usted. ¡Vamos a hacer un recorrido!
Puedes seguir mi viaje desde el diagnóstico del cáncer de hermosa, el amor “a gogó” que se vive en mi documental Crazy Sexy Cancer.

Obtener una ración semanal de amor y sabiduría que cambiará tu vida … Oh la la.¡Me encantaría conocerte!Los mejores lugares para conectarse conmigo están en los comentarios de mi blog o mensajes de vídeo o en Facebook y Twitter.
Como un soldado de a pie irreverente en la lucha contra la enfermedad, Kris inspira innumerables personas para hacerse cargo de su salud y felicidad mediante la adopción de una dieta apasionada, la mejora de las prácticas de estilo de vida, y aprender a vivir y amar como tú en serio. Su lema: ¡Hacer zumo no la guerra!”
Confieso que es una película diferente, fresca y de las que no te deja indiferente. Lo mejor sin duda: Sus tremendas ganas de vivir y hacer de su vida algo grande. Os dejo aquí el trailer de la película.



Por favor, valora el artículo